Jorge López Conde - Paseo de la Castellana, 215. Bajo Izquierda. 28046 Madrid, Spain. - jorge@lopezconde.com

 

 

 

 

 

Luis Úrculo. Ensayo sobre la Ruina. 

Albert Speer, el arquitecto al que Hitler encargó la mayoría de los grandes proyectos del Tercer Reich, tenía por costumbre dibujar las ruinas futuras de sus propios edificios. Speer alegaba, no sin razón, que la auténtica potencia de una arquitectura residía en el vigor evocador de su futura ruina, y para justificarse, recordaba la sugestión que causan en nosotros los conjuntos monumentales del pasado, los restos de civilizaciones como la romana, la griega o la egipcia. Luis Úrculo presenta un trabajo sobre la caída del poder y lo representativo basados en la arquitectura monumental. Partiendo de composiciones/estructuras de objetos domésticos, dispuestos en un estado ‘neoclásico’ ideal, se muestra su colapso y descomposición, símbolos de la eterna y estable Europa, una celebración del fracaso como hecho estético. Al mismo tiempo, Úrculo representa el propio concepto de colapso o derrumbe en un momento puntual de la vida de una persona. “Un culto a la ruina que, como señala Andreas Huysse, ha devenido en una de las mayores obsesiones contemporáneas. Porque la ruina solicita un posicionamiento cargado de nostalgia, un llamamiento a un pasado que ya no existe y que cuestiona el estado actual desde una posición reflexiva no sólo sobre el pasado, sino sobre los inciertos tiempos por venir”, explica Iván López Munuera. Ensayo sobre la ruina es la primera exposición individual de Luis Úrculo en la galeria Eva Ruiz. La muestra se divide en dos salas, una de ellas contiene un video proyectado que da título a la exposición y donde a través de construcciones realizadas con objetos considerados “cadáver” se investiga las posibles estructuras y acciones del colapso, además de la propia percepción e interpretación de espectador ante ellas. Se trata de breves acciones que implican un movimiento descendiente de composiciones – telas que se desenrollan para dejar ver sus estructuras y caer en extrañas coreografías; minuciosos altlas de detritus, astillas y materiales de desecho, arcos de triunfo y podios- hasta su derrumbe/ruptura formal. La segunda sala incluye varias series que abordan el concepto de ruina a través del dibujo, la escultura y la instalación en diferentes soportes. Como indica Ivan López Munuera, “las imágenes que genera Úrculo en su “Ensayo sobre la ruina” no invocan lugares precisos, más bien señalan sensaciones; no generan un deseo de volver a otros tiempos, pero los recuerdan. A través de sus piezas establece un vínculo desde el cual poder concebir y moldear futuros deseados, incluso inventor nuevos y excitantes pasados”.